Método Montessori.


Método Montessori.

El método Montessori, se distingue por propiciar un espacio ordenado, simple, con actividades y materiales concretos, adaptado a cada etapa evolutiva del individuo, pero que a su vez puede elegir libremente dentro de los límites que le establece el guía o adulto que lo supervisa. Cada elemento con el que interactúa el niño, ha sido científicamente estudiado y evaluado para conseguir un fin en particular, que permite desarrollar las habilidades básicas de cada uno.

El método Montessori en casa.

La mayoría de los educadores, consideran pertinente que el método Montessori se practique en cada hogar, de esta manera se fortalece el aprendizaje del niño en todo momento y no solo dentro del aula. Es ideal crear un ambiente en el hogar donde el niño pueda aprender, disfrutando de su capacidad espontánea, para ello, el adulto o supervisor, debe preparar el espacio con material propiamente elaborado que cumpla con los requerimientos básicos del método Montessori o adquirirlo de un lugar especializado.

El método Montessori explica de alguna manera, que el individuo debe desarrollar sus capacidades por sí solo, pero si se aplica en casa, los responsables del niño, deberán facilitarle las herramientas para que lo logre con eficacia. Estas herramientas, utensilios, elementos o cualquier otro recurso que se le pueda ofrecer, debe contener un margen de error que le permita al niño equivocarse de alguna manera y aprender de su ejecución y es allí donde los padres o representantes, lo alientan a intentarlo nuevamente, mostrándole posibles caminos para resolver la situación.


Orientaciones básicas a los padres para aplicar el Método Montessori en casa.

· Propiciar un ambiente tranquilo y despejado para las actividades del niño.

· Conservar la paciencia para afrontar los errores básicos que puedan cometer en el proceso.

· Manejar sus logros con refuerzos verbales positivos o elogios.

· Reemplazar periódicamente los recursos de los estantes, según las necesidades del niño, para evitar la monotonía y pérdida de interés, de esta manera se logrará estimularlo.

· Permitir que explore libremente el espacio que se ha creado para desarrollar sus habilidades y capacidades.

· Supervisar sus actividades y dejar que descubra su potencial para aplicarlo correctamente.

· Ofrecer periodos de tiempo ininterrumpidos.

· Los padres deben ofrecer la mejor versión de sí mismos, ya que son su ejemplo a seguir la mayoría de las veces.


Montessori y sus frases para compartir.

Estas son un compendio de frases que pueden emitirle a los niños mientras disfruta en un ambiente Montessori.

- Lo estas logrando.

- Vas muy bien.

- ¿Quieres volver a intentarlo?

- ¿qué quieres hacer con eso?

- ¿Dónde está lo que necesitas?

- ¿Cómo puedo ayudarte?

- Tómate tu tiempo para avanzar.


Las 5 áreas de aprendizaje Montessori para adaptar en el hogar.

· Vida práctica: se basa en que los niños por naturaleza, intentan imitar a los adultos, por ello se crea un espacio y se adaptan materiales que puedan usar como parte de su cotidianidad que promueva la autonomía, independencia y así ganar confianza en sí mismos. Básicamente es lo que hace una persona para satisfacer sus necesidades elementales pero adaptadas a la edad y capacidades del infante. Estas actividades pueden ser:

- Cuidado de sí mismo: preparación de alimentos con utensilios de plástico u otro material que implique el menor riesgo posible al manipularse, cepillarse los dientes, escoger las prendas a su gusto y vestirse solo, atarse los zapatos, utilizar correctamente los cubiertos, preparar el lugar para comer, entre otros. Para estimular esta área, los padres pueden adaptar, construir o adquirir a pequeña escala y fácil alcance, la simulación de cocinas, mesitas, sillas, cubiertos y otros elementos necesarios para su interacción.

- Modales: saludar, despedirse, normas de cortesía.

- Cuidado del ambiente: cuidado de plantas, limpiar su zona de actividades, cuidar animales domésticos.

· Sensorial: esta área permite entrenar las habilidades de cada individuo basándose en los 5 sentidos. Entre ellas tenemos: la coordinación, discriminación, ordenar, clasificar, motricidad fina y la percepción.

· Matemática: se utiliza material concreto para representar simbólicamente los elementos matemáticos como: bloques, barras medidoras, entre otros.

· Lenguaje: esta área ayuda a desarrollar la conciencia fonética, sonidos de las letras y sílabas, asociar sonidos con imágenes, entre otros, para finalmente escribir y dar paso a la grafía de cada letra, número y símbolos.

· Cultura: su intención es fomentar el interés por las artes, música, geografía y todas aquellas disciplinas complementarias para su desarrollo integral.