domingo, 3 de mayo de 2020

El Mapa Mental como técnica de estudio by Rutadegenios.com

¡Conectando ideas!


 La inteligencia humana, puede manifestarse como una constante búsqueda del cerebro humano para encontrar formas eficientes de comunicarse consigo mismo y resolver problemas. Cuando un individuo traza su primera línea sobre un papel o cualquier otra superficie, se da cuenta, que es capaz de exteriorizar sus pensamientos, emociones e imágenes mentales y aunque para aquellas personas que le rodean ese trazo no signifique nada, pues para él, sí representa un significado. 

 De igual modo, esta explicación se puede asociar con lo transcendental que son los primeros garabatos de un niño, ya que es el inicio de la expresión mental, que no solamente lo conducirá al dibujo y a la pintura, sino también a la palabra escrita, pues desde un simple trazo hasta la forma de expresión más compleja que utilice un sujeto, como cantar, hablar, escribir y gesticular, son importantes para el desarrollo cognitivo del mismo y que a su vez, éstas le permitirán comunicarse con las personas de su entorno, la nueva información que perciba, sin obviar la estructura cognitiva que este individuo ya posee. 

 Es por ello, que el aprendizaje que se desea significar; es que el docente como mediador en el proceso educativo, busque hábilmente promover, que los estudiantes reúnan información de una manera integrada, irradiante y organizada, para que se les haga más fácil seguir aprendiendo los contenidos a través de una herramienta y un sistema que produzca beneficios crecientes, que estimule sus cinco sentidos, y que asimismo, ofrezca una llave maestra para acceder al potencial de sus cerebros para luego  aplicarlo  en todos los aspectos de sus vidas. 

 De modo que, una novedosa estrategia de aprendizaje y una mayor claridad de lo que se enseña, puedan reforzar el trabajo del escolar; por ello una de las alternativas más poderosas como expresión del pensamiento irradiante es el mapa mental, que es una técnica gráfica y que enriquecido con colores, imágenes, códigos y otras dimensiones como textura y movimiento  le añaden especial interés, belleza e individualidad, pues se logra fomentar la creatividad, la memoria y, específicamente, la evocación de la información; entendiéndose como pensamiento irradiante según Buzan (1996):
Cada bits de información que accede al cerebro, es decir, cada sensación, recuerdo o pensamiento (lo cual abarca cada palabra, número, código, alimento, fragancia, línea, color, imagen, compás, nota y textura) se puede representar como una esfera central de la cual irradian decenas, centenas, miles, millones de enlaces. Cada eslabón representa una asociación, y cada asociación tiene su propia e infinita red de vínculos y conexiones. El número de asociaciones usadas se puede considerar como tu memoria, tu base de datos o tu biblioteca. (p.63).
Es decir, se considera al pensamiento irradiante como una máquina de asociaciones ramificadas, la cual transmite datos a partir de una imagen centrada.

De esta manera, el docente mediante la aplicación de mapas mentales como estrategia metacognitiva, puede programar escenarios de aprendizajes basados en el compañerismo, y la tolerancia de ideas entre estudiantes al momento de elaborar una actividad. Además, de que se tiene en cuenta el contenido de lo que se enseñanza, se intensifican las relaciones interpersonales: ya que el sujeto y el grupo descubren el conocimiento y especialmente porque lo construyen. De igual forman, se crean situaciones de enseñanza grupal y cooperativa, el docente desarrolla una estrategia significativa, donde se logra producir la actividad de aprendizaje, con momentos de reflexión, de búsqueda y de procesamiento de la información, así como de comunicación creativa de los resultados, lo cual desarrolla las potencialidades y la autonomía del que aprende. 

La implementación de los mapas mentales en el proceso educativo responde a una de las características del perfil del egresado del subsistema de Educación Primaria en Venezuela, mencionado en el currículo del Subsistema de Educación Primaria Bolivariana, expresando que éste debe tener: “…cualidades, actitudes y valores hacia la creación, la originalidad y la innovación”. Además, se centra en el papel de los maestros y en las múltiples maneras en que es posible usar los mapas mentales como estrategia metacognitiva para conseguir que la enseñanza y el aprendizaje en el proceso educativo, sean vividos de manera más estimulante, entretenida y eficaz.

En este sentido, el contexto más idóneo para generar el proceso de construcción de los saberes en los agentes involucrados, es el ambiente educativo, que está orientado a proporcionar un caudal de conocimientos y metodologías propias donde se procure a través del facilitador el desarrollo o ejercicio del pensamiento irradiante en los estudiantes cuyo medio se atiende con estrategias metacognitivas, las cuales abarcan actividades mentales que se ejecutan para procesar información, con el propósito de hacerlas más significativas para el que aprende.

Mapa mental


El portentoso cerebro
Las últimas investigaciones biofisiológicas y neurofisiológicas realizadas sobre ese biordenador que es el cerebro humano, señala que, no existe todavía un ser humano que sea capaz de usar todo el potencial de su cerebro. Por eso, Buzan (1996) expresa que: “no aceptamos ninguna estimación pesimista de los límites del cerebro humano. ¡Éste es ilimitado!” (p.39). De igual forma, cada célula cerebral es capaz, en el mismo momento, de conectar con diez mil o más células cerebrales a ella, y de abarcarlas, esto se logra mediante los abrazos entre células cerebrales; en éstos abrazos trémulos y continuos, se crean, alimentan y progresan los infinitos mapas de la mente humana. Por ello, un mapa mental es el espejo externo del propio pensamiento irradiante y el que reconoce la senda a esta vasta central eléctrica del pensamiento.

Pensamiento irradiante
La expresión pensamiento irradiante, es de vital importancia para comprender como trabaja y se fija la información en el cerebro humano; quiere con ello significar Buzan (1996) que “… son aquellos procesos de pensamiento asociativos que proceden de un punto central o se conectan con él.” (p. 67.) Es decir, que, partiendo de un concepto inicial, van surgiendo ideas y pensamientos que ramifican de dicho concepto, y de estas ideas surgen nuevas «ramas», nuevas ideas. Una de las formas para acceder a esta forma de pensamiento, es a través del mapa mental, ya que es la expresión externa del pensamiento irradiante. Un mapa mental irradiará siempre a partir de una imagen central. Cada palabra y cada ilustración llegan a ser, en sí misma, un centro más pequeño de asociación para el surgimiento de nuevas ideas, convirtiéndose de este modo en una cadena potencialmente infinita.

Por su parte Pérez (2005), señala que los mapas mentales:


Son diagramas que se constituyen de manera personal empleando colores, lógica, ritmo visual, imágenes, números y palaras claves para unir ideas entre si y relacionar conceptos, estableciendo ritmos dinámicos de lectura no lineal. Significa plasmar en papel lo que se aprende, porque imita el proceso de pensamiento, organizando la información de manera creativa a través de palabras, dibujos símbolos, asociando y generando ideas. “mapeando” se experimentan un “aprendizaje acelerante” porque se asocian todas las experiencias para recordar con mayor facilidad; se crean nuevas conexiones neuronales y se mejora la habilidad de análisis, síntesis, retención de la memoria, imaginación y creatividad, otras. (p.2).

Es decir, el mapa mental es una expresión del pensamiento irradiante y por tanto, un mecanismo original de la mente humana. Además de ser una poderosa técnica gráfica, cuenta con una distribución armónica radial a partir de un núcleo en el que se usan líneas, símbolos, palabras, colores e imágenes para ilustrar conceptos sencillos y lógicos. Permiten convertir extensas y aburridas listas de datos en coloridos diagramas, fáciles de memorizar y perfectamente organizados, que funcionan de forma totalmente natural, del mismo modo que el cerebro humano.

Ventajas 



Ventajas de la cartografía mental


  • Se ahorra tiempo al anotar solo las palabras más relevantes.
  • Se ahorra tiempo al no leer más que palabras que vienen al caso.
  • Aumenta la concentración en los problemas reales.
  • Las palabras clave esenciales se hacen más fáciles de comprender.
  • Se establecen asociaciones claras y apropiadas entre las palabras clave.
  • Al cerebro se le hace más fácil aceptar y recordar los mapas mentales, visualmente estimulantes, multicoloreados y multidimensionales, que las notas lineales.
  • Estimula el flujo continuo de nuevos descubrimientos y nueva manera de apreciar.
  • Estimula el deseo de aprender.

Leyes de la cartografía



Leyes y principios de la cartografía mental. ¿Cómo hacer un mapa mental?

  1. Utilizar siempre una imagen central.
  2. Imágenes en toda la extensión del mapa mental.
  3. Tres o más colores por cada imagen central.
  4. Utilizar la dimensión, la sinestesia y espaciado apropiado.
  5. Variar el tamaño de las letras, líneas e imágenes.
  6. Plasmar diversidad de colores y códigos.
  7. No usar más que una o dos palabras por línea con letra de imprenta
  8. Escribir todas las palabras sobre las líneas.
  9. La longitud de las líneas debe ser igual a la de las palabras.
  10. Unir las líneas entre sí, y las ramas mayores a la imagen central
  11. Las líneas centrales deben ser más gruesas
  12. Mantener el papel dispuesto horizontalmente.
  13. No usar color amarillo para escribir ninguna de las letras y menos el título.
  14. Utilizar la asociación de palabras con imágenes.
  15. Siempre comenzar a plasmar y explicar las ideas en el sentido de las agujas del reloj.
  16. Utilizar el color negro para la escritura de las letras.

¿Sabías qué?

Nuestro cerebro piensa en forma de asterisco y esta es una de las razones por la cual surgieron los mapas mentales, ya que estos propician esta manera de estudiar.

Ruta de Genios - El mejor sitio web educativo para profesionales de la educación y estudiantes en línea.