La motricidad gruesa y la socialización.

El desarrollo de habilidades motoras gruesas le permite a un niño ejercitar su equilibrio y coordinación y usar sus músculos grandes. Estas habilidades lo ayudarán a dominar ciertas actividades físicas, como sentarse, gatear, caminar, correr, trepar, saltar, pedalear y muchos otros movimientos que su cuerpo le permite hacer. Desarrollar la motricidad gruesa ayuda mucho en el desarrollo de la motricidad fina.


Motricidad gruesa de 2 a 3 años de edad:

  • El infante puede participar en actividades grupales que implican correr, saltar, gatear, rodar y girar.
  • Puede caminar al menos cuatro pasos en una superficie estrecha de 20 cm de ancho;
  • puede reducir la velocidad al correr por una pequeña pendiente.
  • El niño trepa con más facilidad por la escalera de los toboganes u otras estructuras de juego;
  • Sube las escaleras apoyándose, un pie a la vez, en el escalón.
  •  Intentar atrapar una pelota grande con la ayuda de todo su cuerpo.

En los próximos meses, su hijo comenzará a:

  • Dar algunos pasos en una superficie cada vez más estrecha (pasando de 20 cm de ancho a 10 cm de ancho);
  • Andar en triciclo de bebé, preferiblemente evolutivo para que lo disfrute conforme crezca en estatura.
  • Patear una pelota, sin sujetarla, con precisión creciente.
  • Lanzar una pelota mientras la sostiene por encima de su cabeza.
  • Participar en juegos circulares con varios jugadores.
  • Cada niño es diferente y se desarrolla a su propio ritmo. Pero el adulto, es quien puede ayudar a nutrir el desarrollo de su pequeño practicando el enfoque de crianza Confort, Juega y Enseña.

 

Las habilidades motoras gruesas incluyen cuatro dimensiones:

  1. Coordinación: Es la capacidad de disponer las diferentes partes del cuerpo que intervienen en la realización de una actividad física (correr, saltar, hacer piruetas, coger una pelota, bailar al ritmo de la música, etc.).
  2. Disociación: Es la capacidad de ejecutar una o varias partes del cuerpo mientras las otras se encuentran inmóviles o realizan otro movimiento (p. ej. golpecitos en la cabeza golpeando el estómago con la otra mano).
  3. Equilibrio: La capacidad de mantener una posición o un gesto sin caerse o tambalearse. Hay dos tipos de equilibrio: estático (p. ej., equilibrarse sobre un pie) o dinámico (p. ej., caminar sobre una viga).
  4. Inhibición: La capacidad de dominar uno o más grupos musculares, de contener un movimiento que se considera inapropiado en un contexto específico y de ralentizar un movimiento que ya ha comenzado.

¿La socialización va de la mano con la motricidad gruesa?

Primero comprendamos qué es la socialización y luego cómo se enmarca con el tema de la motricidad gruesa

La socialización es el proceso por el cual un niño aprende e interioriza las normas y valores de la vida en sociedad, eso sucede mucho antes de lo que se piensa: desde que nace, un bebé interactúa con su entorno y poco a poco va descubriendo las reglas que debe respetar en la comunidad. 

Mes tras mes, construye así su identidad social. El niño construirá su propia personalidad, gracias a la vida en grupo. Encontrará a otros niños dentro de su propia familia, con su niñera o en la guardería. Este entorno le permite, por lo tanto, socializar desde una edad temprana, para descubrir las relaciones con los demás. Así es como el pequeño comprende y asimila todas las normas que rigen la vida en sociedad.

Las primeras personas con las que socializará el niño es con los miembros de su núcleo familiar; merece una ventaja cuando este tiene hermanos sin importar la edad y más aún si son gemelos. 

Para desarrollar y en otros casos afianzar la motricidad gruesa, los adultos pueden idear estrategias a la aire libre dentro y fuera de casa para favorecer tanto la socialización entre hermanos como el dominio de las actividades físicas.

Si en casa hay gemelos, es la oportunidad perfecta para poner a volar su creatividad como padres, para afianzar los lazos sanguíneos y afectivos que unen a este par, para ello serán necesarias algunas adecuaciones al momento de comprar elementos que permitan realizar algunas actividades en conjunto, que favorezcan la motricidad gruesa y la socialización, algunos de ellos son:

La diversión siempre jugará un papel importante durante este proceso, mientras más divertida la actividad, mejores resultados individuales y grupales se obtendrán

0 Comentarios