Espacio de Apoyo Pedagógico Complementario

Los sistemas de apoyo, complementan los contenidos obligatorios que ofrecen por norma los colegios. Los escolares pueden beneficiarse de cursos de actualización para estudiantes y/o actividades educativas complementarias. Estas medidas promueven el éxito académico de todos.


Las actividades educativas complementarias, permiten ayudar a los escolares que encuentran dificultades en el aprendizaje de temas, contenidos, trabajos prácticos, entre otros. Por ello, y desde hace algún tiempo, un gran número de docentes, psicopedagogos, logopedas, terapistas de lenguaje, psicólogo infantiles y otros profesionales ligados al ámbito educativo de todas partes del mundo, se han trazado como meta ayudar y/o colaborar en la enseñanza personalizada e individualizada de aquellos estudiantes que tengan de base esta necesidad en horario extracurricular o contrario al de su colegio, o lo que en otras palabras podemos llamar “después del Cole”.


Esta meta surge fijando 2 objetivos básicos:

  • Apoyar y promover el aprendizaje significativo de forma individualizada o personalizada en los estudiantes.
  • Generar fuente de ingreso bien sea principal o secundaria para el profesional del ámbito educativo.

Un espacio de apoyo pedagógico complementario o tareas dirigidas, no es más que, un docente ofreciendo sus servicios, conocimientos y experiencias a uno o un grupo de niños de distintas edades en un espacio informal o a domicilio, para guiarlos en sus tareas escolares, reforzando contenidos, apoyando sus fortalezas y superando dificultades de forma individualizada y en otros aspectos de manera grupal.

Si tu proyecto es iniciar un espacio de apoyo pedagógico complementario y no cuentas con el espacio físico para hacerlo, puedes iniciar ofreciendo tus servicios o idea a lugares donde observes mayor afluencia de personas con niños y adolescentes; por ejemplo, puedes presentar tu propuesta a hoteles o sitios donde se hospeden gran cantidad de personas y sugerir crear o acondicionar un espacio óptimo donde las 3 partes se beneficiaran de la siguiente forma:

  • El hotel: ofrecería una actividad extra con la que posiblemente antes no contaba y a su vez recibirá dividendos con un espacio que otros no tienen, sobre todo a aquellos huéspedes que prolongan su estadía por diferentes motivos, y que por diversas razones, desean que sus hijos se mantengan ocupados en actividades provechosas.
  • El huésped: puede elegir esta actividad educativa para su representado en el mismo lugar donde realiza otras actividades sin preocuparse por salir, además de la seguridad del mismo.
  • Profesional de la educación: pondrá en práctica sus conocimientos, propuesta y generará ingresos adicionales.

Toda propuesta a su vez, debe presentarse con alternativas y si lo que busca el hotel es acondicionar un área o espacio que cumple con las necesidades de un espacio de apoyo pedagógico complementario, puedes sugerir una gama de opciones de empresas  especializadas en el sector de muebles para hoteles que puedan ofrecerle soluciones adaptadas a sus necesidades y a las necesidades de su hotel; si te encuentras en España, una excelente opción a considerar es contract hoteles, a quienes pueden contactar y visualizar sus servicios en https://essenthiacontract.com 


Coméntale a la empresa a cargo, los requerimientos básico de tu propuesta referente al espacio y que ellos desborden creatividad al presentar el producto final.


¿Qué necesitas saber y tener para este proyecto?

Espacio y Mobiliario: según las edades de los estudiantes y la cantidad que tengas, se puedes disponer de 3 espacios si lo permite; un aula o segmento destinado para niños de 3 a 6 años; un aula ocupada por niños de 7 a 11 años y por último, un espacio en común para la recreación y momentos libres (receso).

Si por el contrario, no se cuenta con espacios separados por paredes, te recomiendo que el lugar donde piensas prestar el poyo pedagógico, lo dividan con parabanes o biombos o en su defecto, separarlos en distintas mesas de trabajo.

Una vez destinado el o los espacios, es momento de ubicar mesas y sillas individuales y/o grupales; recuerda que estas deben adaptarse al tamaño de los niños y jóvenes que se tengan a cargo.

Para aportar singularidad y otro uso a las mesas, puedes cubrirlas con láminas de material acrílico, obteniendo de esta forma una plataforma tipo pizarra acrílica donde los niños puedan rayar y escribir cuando lo requieran con marcador acrílico.


“La educación no conoce límites de espacio, tiempo y oportunidad”.


By: Ruta de Genios.


0 Comentarios