Importancia de los cuentos para el desarrollo cognitivo de niños.

Existen procesos cognitivos como la percepción, el aprendizaje, la memoria, el lenguaje y el pensamiento, que se desarrollan de múltiples formas. Aunque todo esto pueda parecer complejo, el niño adquiere, desde que nace, habilidades muy sencillas que le empujarán y le llevarán siempre más lejos. Tratemos de ver más claro, juntos.


Desde el nacimiento, el bebé se desarrolla a un ritmo acelerado. Entre los 0 y los 6 meses, el bebé ya se interesa por lo que le rodea. Es capaz de reconocer personas y objetos conocidos, distinguir el día y la noche y coordinar varias acciones, por ejemplo, recoger un objeto para llevárselo a la boca. Entonces es necesario aclarar que, desde muy pequeños, ellos lograrán desarrollar algunos procesos cognitivos por sí solos y en otros casos será necesario estimularlos constantemente conforme crezcan, para llevarlos al descubrimiento de nuevas saberes.

Los adultos significativos de un niño, juegan un rol importante para el desarrollo cognitivo, ya que son estos los más indicados para proporcionarles las herramientas necesarias que permitan lograrlo con efectividad. Dependiendo de la edad y el interés de cada infante, se le pueden facilitar diferentes alternativas como: canciones, juegos, actividades de atención y concentración, lectura de cuentos, entre otros.

Los expertos han descubierto que leer cuentos tiene una gran influencia en la comprensión de los niños del mundo en el que viven. Además de participar en el desarrollo de la alfabetización de los niños, son vehículo de valores, creencias, actitudes y, normas sociales y culturales que moldean su concepción de la realidad.

Eventualmente y para expandir el conocimiento, podemos instruir a los peques, mostrándoles que existen diferentes tipos de relatos como: leyendas, fábulas, cuentos y, mitos y la diferencia que hay entre ellos; para estar seguros de la información que se vaya a ofrecer, primero se aconseja investigar en libros o páginas web confiables que ofrezcan contenido fresco y de calidad.


Cuentos en todas sus formas

Los niños comienzan a construir sus representaciones del mundo desde muy temprano, incluso antes de que hayan aprendido a hablar. Ya en esta época, las historias ejercen una importante influencia en su forma de pensar y actuar.

Las historias, ya sean contadas a través de imágenes, bailes, canciones u oralmente, son un medio fundamental de comunicación entre las personas. Nos permiten comprender la forma de pensar del autor y de los personajes además de las razones que motivan sus acciones. Al exponerlo a las historias, el niño desarrolla empatía, así como una perspectiva crítica con respecto a las acciones de las personas que lo rodean.


Por otro lado, podemos invitar a los niños de 7 años en adelante a escribir e ilustrar sus propios cuentos, bien sea manuscrito o en formato digital; para aquellos que elijan la segunda opción, puedes indicarles algunos sitios web que ofrecen múltiples fuentes y/o estilos de letras, estos recursos online se pueden usar para dar elegancia o un toque de diversión visual a sus relatos.

Perspectiva intercultural


Las historias también se pueden utilizar para dar forma a la manera en que los niños perciben su cultura y actúan hacia aquellos que son diferentes a los suyos.

El compromiso de los niños con la literatura tiene el potencial de transformar su visión del mundo, haciéndolos más conscientes y más allá de su propia perspectiva.

Cuando los niños leen historias sobre otros niños de todo el mundo, obtienen nuevos conocimientos mientras los conectan con sus propias experiencias y conocimientos.

Un estudio realizado por un profesor de la Universidad de Arizona con estudiantes de escuela primaria, mostró que estar expuesto a historias sobre derechos humanos puede llevar a los niños a considerar cómo podrían generar cambios en su escuela o comunidad.

Beneficios de leer cuentos a los peques a temprana edad.

Leer cuentos a su hijo promueve el desarrollo del lenguaje. Además, de 1 a 3 años, el lenguaje de un niño pequeño se desarrolla de manera impresionante. Pasa de sus primeras palabras a sus primeras oraciones completas. Los libros ayudan a enriquecer su vocabulario. La lectura fomenta las interacciones entre usted y su hijo y promueve su vínculo de apego.

Presentándoles a temprana edad los libros, permitirá convertirlos en una fuente de diversión y placer. Se asocia a un momento de bienestar y de compartir contigo. Si el primer contacto con el libro es en la escuela, entonces el contexto es muy diferente ya que el niño debe aprender a leer. La lectura se convierte entonces en una tarea, porque no considera que los libros y el placer vayan naturalmente juntos.

0 Comentarios